Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

Sociedad

 PÁGINAS:  1 | 2 | 3 | 4 

Mi caballo de cartón

11 de Diciembre de 2018
Agradezco a los Reyes Magos que de pequeño me regalaran el caballo de cartón que les pedí y no la muñeca que descansaba en los zapatos de al lado. Mi hermana nunca sacó ese caballo de mi particular establo. Ningún hermano abrimos por curiosidad su maletín de la “Señorita Pepis”. No todo pasado fue peor. No se confundieron necesariamente Sus Majestades de Oriente al cargar y ordenar los paquetes en los camellos y dromedarios.

Agradezco a mis padres que nunca me regalaran una pistola. Cuando la pistola deja de ser de plástico destruye la vida. Otra cuestión muy diferente es el juguete de género. El género sostiene la vida. El juguete puede ser o no neutro. El juguete de género no auspicia machismo. El adulto sin prejuicios no nace necesariamente sacando a pasear de niño el carrito de las muñecas, sino con una educación basada en valores de sagrado respeto y sentido de la justicia y la equidad. Está bien la muñeca en las manos que la abrazan, está bien el caballo de cartón bajo el cuerpo infantil que lo cabalga. La inocencia puede ser también cuestionada al inmiscuirse padres y educadores en el terreno de las preferencias lúdicas del pequeño o la pequeña.

Otras ruinas aguardan

12 de Noviembre de 2018

Era la misma y ancha era de altura. ¿Qué tendrá esa era privilegiada de la que despegan tan fáciles nuestros sueños? Sonó la música y al igual que hace treinta años, volvimos a brincar en ese espectacular prado de fondo aéreo. Era el mismo espíritu de alegría y comunión. Fue grato volver a ese círculo de nuestros años mozos. Habían pasado varias décadas, pero no habían caducado nuestras ganas de construir un nuevo mundo, de llenar ruinas y campos de nuevo color, ilusión y vida.

He vuelto a Lakabe después de muchos otoños. Ha sido con motivo de las excelentes jornadas sobre despoblación rural, "Del abandono a la vida", que ha organizado la Red Ibérica de Ecoaldeas junto con el Gobierno de Navarra. Guardo muy buenos recuerdos de todo el tiempo allí pasado. Quizás los mejores tiempos de juventud. Fue un tiempo de construir y no solo de tumbar; de azada, paleta y llana; de crear y alumbrar, no sólo de echar abajo... Mi hermano fue de los pioneros y tuve la suerte de acompañarles por temporadas.

¿Intercambio consentido?

22 de Octubre de 2018
Ya no saben que inventar para entretenernos, para hacernos olvidar de nosotros/as mismos/as, de nuestra naturaleza más primigenia y esencial. Empiezan a agotar todos sus cartuchos "creativos" hasta poner a la venta el último subproducto que anuncian a bombo y platillo. La industria de la televisión se las apaña como puede para intentar mantenernos clavados a la noche en el mullido sofá, perdiendo el tiempo. Hoy millones de personas se sentarán en España ante “Intercambio consentido”, la última y “revolucionaria” carta que exhibe una reaccionaria cadena de televisión. Seguramente lo más revolucionario era el "off" al dislate, erguirnos de ese peligroso sofá, mantenernos firmes, fieles, comprometidos. Sin embargo el sistema prefiere vernos desanclados dentro, desorientados, serviles a la moda, a una fantasía más o menos imposible cargada de deseo.

Intercambiar hasta concluir que el cielo no estaba envuelto en otras sábanas, sino en las mismas de siempre a falta de nuestro propio perfume. Intercambiar hasta el olvido, hasta acabar con los referentes esenciales, hasta perder nuestra propia dirección y rumbo. Intercambiar hasta saturar hormonas, hasta saciar deseo esclavizante y cansino. Intercambiar fuera hasta reparar que el cambio imprescindible estaba más cerca, en nuestro propio adentro.

El pirata más generoso

20 de Octubre de 2018
Un repentino y fuerte viento puso literalmente a volar aquellos castillos hinchables, con toda su fantasía de plástico, con todos sus pesados motores de aire. Remontaban el cielo ante el asombro de los niños refugiados congregados en las afueras del multitudinario campo de Savudrija, la primera localidad croata después de Italia. Antton no había dudado en llevar camión y furgoneta cargados de material de recreo y animación hasta el mismo infierno del conflicto en la antigua Yugoslavia.

Había que arrancar sonrisas en medio de aquella guerra moderna, igualmente horrible. Costara lo que costara había que izar aquellos castillos de ensueño ante los ojos inocentes del desamparo. Había que disipar el recuerdo del horror, aunque todo el material de su compañía pudiera quedar después destrozado.

Agotaré mi soplo

18 de Octubre de 2018

Sobre el debate de la eutanasia

Permitir que la casa se vacíe sin echar al morador antes de que expire el alquiler. Permitir que el soplo se agote, que el corazón ya no bombee, que la envoltura se enfríe… Dejar que la vida física se apague sola, por supuesto sin estirarla más allá de lo debido, pero tampoco sin acortarla. Hay relojes que nunca se adelantan. Al enfermo le pueden sobrar tubos, máquinas y fármacos que prolongan su sufrimiento, pero no le sobra un segundo del tiempo que ha de permanecer de forma no asistida sobre la tierra.

Nuestro Congreso debate estos días sobre la eutanasia, pero nadie consulta lo que al respecto dicta una Ley que no está escrita ni en la Constitución, ni en los Aranzadis. Es imposible comprender el tema de la eutanasia sin acercarse a la Ley del Karma. Hay copas que hay que agotar, que nosotros mismos decidimos sorber por entero al otro lado del velo. Por nada del mundo las apartemos, no sea que la dosis de dolor aumente, al volver a vestir carne.

Juego de Tronos

17 de Octubre de 2018
No sabemos lo que es Netflix, no tenemos tampoco la suscripción de Telefónica, pero por nada del mundo nos perderíamos un capítulo de esta larga, infinita serie. No sólo estamos suscritos, en realidad nos desvivimos por ese juego. Nos apasiona el Juego de Tronos. Tenemos en él invertido todo nuestro tiempo, energía y ser. Nos aplicamos una y otra vez en él, nos ensayamos cada día, por más que aún somos meros principiantes.

Queremos meritar esos Tronos, conocemos sus desafíos, sus pruebas siempre más allá de lo que imagináramos. Su gloria sin embargo aún no nos pertenece. Estamos aún lejos, mas no nos rendiremos jamás. Los capítulos nunca se acaban. El Dios todo Amor, nos dará infinitas posibilidades de vivir ese Juego. Aspiramos a esos Tronos. Una y otra vez participaremos, lo intentaremos.

"Presuntos culpables"

17 de Octubre de 2018
Tengo familia en Mundaka. Me enamora el mar, ya calmo, ya alterado y rabioso; por supuesto me cautiva la costa vizcaína. Ayer vi por curiosidad "Presuntos culpables", serie de "Antena 3" que transcurre en ese marco tan querido. No hay que arrojar la esperanza por los bravos acantilados, por lo menos antes de pulsar "play"...
Esa naturaleza de ensueño no se merece asistir a tan siniestro drama. Estropeamos demasiado, manchamos sin pudor lo inmaculado. Esos espacios tan cautivadores merecen algo más que una trama de crimen, engaños y corrupción. Las olas aún rompen en blanco y la marea mental debería estar igualmente regulada. No sé que contaminación es más peligrosa, la que ennegrece la salvaje espuma o los peregrinos pensamientos.

Ruidos

7 de Septiembre de 2018
Siempre me ha vencido, siempre me ha derrotado en todos los terrenos y circunstancias. Cada vez que he querido hacerle frente con mi equipo de cascos, tapones de caucho, de cera… ha salido ganando. Hablo del ruido tan temible, como omnipresente. Vengo de la última derrota. Escribo frente al mar, pero vengo del infierno. Obras en la casa de mi madre, puro taladro mecánico y martillazo…

Podría escribir un libro sobre mis experiencias huyendo de los altos decibelios. Los innumerables cambios de casa y de trabajo que he debido hacer en esa huida sin tregua… Doy gracias a Dios por el bosque silencioso que hoy por fin me rodea, pero a veces hay que bajar al asfalto, a veces en ese asfalto te encuentras con el temible martillo mecánico…

Mindfulness improvisado

28 de Agosto de 2018
Siquiera de vez en cuando, dejarse fluir, disfrutar del no hacer, relajarse y acomodarse en el instante. Siquiera en el corazón del estío, rebelarse ante el agobio. Mi madre me ha liberado de la esclavitud de la actividad constante, de la filosofía, en cierta medida también subyugante, del continuo hacer algo. La estoy cuidando, aquí junto al mar, en este verano que lanza sus últimos potentes rayos. Cuando el sol embadurno su piel tostada y arrugada; cuando las olas, le sujeto; cuando nada, le socorro... A sus ochenta y muchos años me sigue dando lecciones…

Ralentizar la vida en su compañía me ha hecho mucho bien. Ella me ha liberado del apremio, me ha enseñado por necesidad lo que los maestros espirituales no han conseguido: clavarme en el aquí y ahora, vivir despacio, muy despacio, poniendo conciencia a cada acto. Cuando se cansa, me enseña a disfrutar de la respiración y la paz en el banco más cercano. Cuando el collar complicado me armo de paciencia hasta acabar éste en su cuello aún presumido...

Las moradas de Franco

25 de Agosto de 2018
No es nuestro cometido. No cometeremos la torpeza de juzgar la morada que en el más allá corresponde a quienes han causado grande y masivo dolor a sus hermanos, ahora sí en la Tierra debida sencillez para no agraviar a las víctimas de su reprobable actuar.

Aspiramos a moradas de luz y gloria para nuestra Real esencia, no privilegios para nuestra envoltura deteriorada. De nada le sirven al alma las urnas de lujo en las que quedan depositadas sus pretéritas vestiduras. Los dictadores pueden tener sus restos físicos en mausoleos de mármol, pero sus almas no gozarán de ninguna suerte de privilegio al otro lado del velo, todo lo contrario.

Enfocar la rebeldía

25 de Julio de 2018
La rebeldía es siempre invitada a manifestarse alegre, generosa, esperanzada. El amor, el altruismo, la solidaridad es lo que puede sostener la sana rebeldía. De lo contrario ésta se puede tornar peligrosa. Una rebeldía desprovista de comprensión y compasión puede representar una amenaza en primer lugar para quien la encarna y proclama. Sus aristas pueden ser cortantes, pueden llegar a abandonar cuerpos sin vida en anodinos apartamentos de grandes urbes.

La rebeldía descontrolada tiende a explotar. De no hacerlo fuera, puede hacerlo dentro y es cuando sobreviene la autodestrucción y se marchitan las flores que estaban destinadas a extender singulares perfumes. La rebeldía hay que sujetarla y enfocarla bien, de lo contrario puede empujar a la desesperación, junto al bote descontrolado de barbitúricos. Un recorrido de compromiso con la vida no debiera acabar en la negación de ésta, en una ingesta precipitada de pastillas.

Elevar la fiesta

19 de Julio de 2018
Hacer la fiesta más segura es en primer lugar elevar la fiesta. El contexto propicia actitudes. Pretendemos dejar la fiesta donde estaba, dentro de la caja de ensordecedores ruidos, en medio del desenfreno etílico y a la vez que nadie se propase. Se puede intentar, pero no deja de ser una muy arriesgada apuesta. Es llegada la hora de considerar que el fomento por ejemplo de determinadas músicas puede representar el aliento de determinadas pasiones.

Medicina preventiva también en la cuestión de los abusos. Nuestro mundo ha de ser elevado y es así como la mujer recuperará su lugar sagrado. En poco tiempo he participado en dos inolvidables veladas, noches entrañable tratando de impedir que el sueño cerrara los párpados. Expongo los ejemplos con la sola finalidad de reforzar el argumento. Recientemente estuve en Zaragoza en una “velación”, en una ceremonia espiritual de origen mexica que duró hasta el amanecer. Todavía sigo cantando esas melodías, todavía intentando que esa noche no se desvanezca en el recuerdo. Bellas alabanzas, alarde floral, luminaria que embellecía todo el espacio cargado de sagrado copal… Hasta la mirada despistada se convertía en aquel espacio en irreverente. Hasta los ojos que no fueran puro arrobamiento, desentonaban. Una mujer no podía estar más segura y tranquila que en ese lugar y eso que era sábado y estaba casi todo oscuro y eso que eran las cuatro de la madrugada. ¿Habría un lugar de la tierra donde esas mujeres que llovían pétalos, que alimentaban la llama, que portaban el agua, que cantaban con el alma y las conchas de armadillo se sintieran más libres de todo temor….? No lo creo.

Zaragoza

13 de Junio de 2018
El paseo por la naturaleza aporta paz, el paseo por la urbe sorpresa. Cada ciudad es una infinita caja de sorpresas. Los pasos conscientes, despiertos, reverentes son los encargados de desatar sigilosos el lazo.La ciudad se nos regala, si nos regalamos a ella, si la hollamos con agradecimiento. La ciudad se te abre cuando la sonríes a cada paso, cuando bendices a los viandantes, cuando exploras su ADN en cada una de sus miradas, en cada perfume que te alcanza, en cada busto ilustre, en cada mendigo que saludas…

¿Mayo apagado?

9 de Mayo de 2018
Los años han ido cambiando la forma de ver aquel Mayo del 68 y sus flores y su revolución que en un momento lo fue todo. La distancia, que se ha acrecentado con respecto a aquella primavera de nuestros sueños, no implica apatía, desengaño. Creíamos en aquella revuelta, suspiramos por ella. Hubiéramos dado tanto por estar en las escalinatas de aquella Sorbona, por haber caminado aquel París convulso, inundado de estudiantes de puño en alto. Ahora mucho ha cambiado y sin embargo no quiere decir que se apago el anhelo de cambiar este mundo injusto. A fuerza de clamar imposibles, no logramos cambiar la realidad. Hubo que modular esos reclamos.

Alejarse de la barricada no significa necesariamente hacerlo de la utopía. La distancia, que ha ido creciendo con respecto a aquel Mayo, no invita necesariamente a una adhesión al actual sistema. Margen con respecto a los primeros antisistema, no implica ser uno con lo que hoy impera. Más allá de ese paisaje de cascotes se ha abierto, a lo largo de las últimas décadas, una prometedora geografía en la que han comenzado a florecer cada vez más viables y sólidas alternativas. Lo que principalmente significa a la alternativa verde y solidaria a la que estamos entregados, es que no viene a confrontar, viene sencillamente a ofrecer. Está germinando una alternativa de futuro, cuya fuerza no arranca de un desquite, de un rencor, sino de una esperanza e ilusión cada vez más anchas y compartidas.

Historia echada a andar

29 de Abril de 2018


La historia, en su inherente vocación de ir hacia adelante, va buscando por doquier aquello que la empuje. La barbarie y sus manadas inconscientemente la impulsan. Un dilatado pasado de impunidad, una salvaje e indigna tradición de abuso del hombre sobre la mujer va felizmente llegando a su fin, se ha tropezado hoy, en España y en muchas partes del mundo, con un pétreo muro de ciudadanas y ciudadanos firmes en su imperioso “¡basta!”. 
Tarde, pero amanece. Las buenas noticias vuelven a esconderse entre los titulares y su actualidad agitada. Un patriarcalismo agresivo ha quedado felizmente herido de muerte. El futuro nos va alcanzando, no sin sus cuotas de dolor en tristes portales y segundos y sórdidos pisos. Las olas de indignación, son olas de imprescindible evolución, pero sería también positivo que los interrogantes se prodigaran y no se limitaran a unos magistrados.

Master

8 de Abril de 2018
No nos afecta que se regale un master, lo que quisiéramos es que se regalaran auténtico, emancipador y superior Conocimiento.vNo nos importa un cuadro honorífico más o menos sobre el blanco de su sala de estar; lo que quisiéramos es que se impregnaran de verdadera Sabiduría, aquella que invita siempre a servir y entregarse por entero a la comunidad, sobre todo a los más débiles; la Sabiduría del gobierno para todos, capaz de encontrar la síntesis entre los enfrentados; Sabiduría de la paciencia, del diálogo, del entendimiento con el contrario…

¿... y ahora?

10 de Marzo de 2018

Tras la marea morada

El morado se apeó ya de solapas y balcones. Las gargantas descansan tras haberse vaciado. Las calles se despejaron de almas anhelantes de algo nuevo. Está bien bien la huelga general, la protesta ingeniosa, la pacífica y alegre manifestación afuera..., pero no deberemos olvidar que las verdaderas transformaciones se dirimen adentro, en un asfalto más íntimo. Una pancarta sólo da pistas, difícilmente abarca todo lo pendiente. Aún será necesario protestar en el exterior, pero la verdadera protesta la hemos de llevar a nuestras instancias más interiores, a nosotros/as mismos/as, por todo lo que aún nos falta por Ser, por crecer, por desarrollarnos en amor, en solidaridad, en perfección…

Implicados verdaderamente en la evolución interna, todo se dará por añadidura. El delantal no colgará en el balcón, porque todos/as nos pelearemos por él. Todos querremos dar lo más y lo mejor de nosotros mismos, incluso fregar el water, hacer las labores más ingratas..., para que no las tenga que hacer ya nuestra compañera, ya nuestro compañero. A la postre no es una cuestión de género, sino de aflorar de un alma que no es ni hombre, ni mujer. A veces venimos a la tierra con vulva, otras veces lo hacemos con pene. Así alternativamente, por lo que no conviene la identificación excesiva con nuestra última vestidura.

Una nueva Italia

7 de Marzo de 2018
Hubo un tiempo en el que nosotros también fuimos antisistema. Estábamos en el error de creer que un mundo se podía definir a la contra de otro. Estábamos equivocados. Nada hermoso, nada positivo, emancipador se define a la contra

Evidentemente queremos ir mucho más allá de este sistema, pero no somos antisistema; no nos podemos definir a la contra. Son los valores e ideales del mañana los que pueden bautizar nuestro presente. Queremos ir más allá de lo que hoy somos y hemos construido entre todos/as, también con nuestro concurso o pasividad, con nuestra energía o nuestros temores…

Todos queremos más...

7 de Marzo de 2018
La policía vasca es la que mejores condiciones laborales y mejor sueldo goza en el Estado, pero ello no fue óbice para que el día pasado los legítimos representantes del Gobierno Vasco recibieran en Vitoria un bochornoso e injusto abucheo a la entrada del Parlamento por parte de los "reivindicativos" ertzainas. Un amigo pequeño empresario me confesó el día pasado, que cansado de bregar con las constantes e insostenibles demandas de subidas salariales, les planteó seriamente a los compañeros la posibilidad transformar la empresa en cooperativa y nadie le apoyó. Nadie mostró interés por la propuesta.

Todos quieren más, la guardia civil, los policías, ahora los funcionarios de justicia..., también los pensionistas por más que muchos de ellos/as sí que tienen sobradamente justificada su reivindicación. ¿Cómo alcanzar el justo medio, cómo aguzar discernimiento y apurar generosidad para que impere el equilibrio? Hay casos en los que las reivindicaciones son de ley, como puede ser el último ejemplo mencionado de muchos/as pensionistas, sin embargo hay otros en los que la justicia de lo reivindicado queda en cuestión. No vivimos un universo de barra libre. Todo tiene su medida. Será preciso vindicar lo que es ponderado; no lo que va en detrimento de la también justa retribución ajena. Será preciso tomar mirada aérea y por lo tanto conciencia, no sólo de nuestros intereses, sino sobre todo de los colectivos.

Más allá del “0'25”

26 de Febrero de 2018
No son pensionistas, son nuestros padres, nuestras madres. No son en función de una pensión; son, antes que nada, todo lo que se han desbordado y nos han dado. Dignidad de las pensiones sí, por supuesto, pero la dignidad de nuestros mayores no es una cuestión que sólo competa a nuestros dirigentes.Somos porque fueron y ahora toca devolver, velar por su tranquilidad y sus necesidades satisfechas. La caja común deberá cuidar las cajas de nuestros mayores, sin embargo no es sólo cuestión de cajas y dinero. La verdadera dignidad no tiene que ver únicamente con la cifra que el Estado ingresa en una cuenta corriente. Unos euros arriba o abajo no determinan una calidad de vida. No es tanto lo que la tercera edad pueda reivindicar, sino lo que nosotros también les podamos a ellos/as reivindicar, revalorizar. No es tanto lo que ellos puedan pedir, sino lo que nosotros les podamos dar.