Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

Espiritualidad

 PÁGINAS:  1 | 2 

Simone Weil

28 de Abril de 2020
Pablo D’Ors a quien con tanto interés escucho estos días de gozoso retiro/confinamiento, ha posibilitado el reencuentro con esta mujer de delicado cuerpo y robusta alma. Era ya hora de brindarle otro recuerdo, otras justas letras. He revisado sus pocas fotos y quiero acercaros esta tan significativa. No fue precisamente su aventura miliciana la que le acercó los laureles, pero quizás sí pudo contribuir a que la historia la tomara más en serio.
Hoy puede parecer burdo carnaval, pero ayer todo era más crudo, más fiero y el abismo entre humanos más insalvable. Hasta el amor más genuino y avezado te arrastraba a la trinchera, a la batalla. Hoy ni se acercaría, pero entonces todos los vientos del destino la plantaron en la Barcelona revolucionaria.

¿Habría un sitio más deshubicado para Simone Weil que aquella ciudad condal que bullía? Esa fotografía es el símbolo de la entrega máxima, por más que esa entrega pueda semejar a los ojos de hoy equivocada. Era estar donde estaba los últimos, era correr su misma suerte, era tomar sus misma herramientas, posar con el mismo uniforme. Quien sólo blandía pluma de escribir, cargó con pesado fusil, pues quería ir hasta el fondo del compromiso humano.

Accidente y karma

5 de Abril de 2020
Exploro y comparto con gozo en estos tiempos de prolongado retiro interior. No obstante subrayar que la reflexión sobre el accidente que ahora presento, más que otros temas que habitualmente exploramos a la luz de la Sabiduría sin tiempo, es pura elucubración. Apenas he hallado información en los manuales de sabiduría arcana, teosófica... sobre la cuestión. Comparto por lo tanto hipótesis susceptible de error, por más que trate de ser inspirada por una Verdad superior. Esta es la sola Luz que nos alumbra.

Nada de la conjetura que sigue a continuación goza de autenticidad y por supuesto no debe aceptarse sin particular y severo discernimiento. La autenticidad sólo será si halla eco en nuestro corazón, si en verdad el postulado se aviene a la Verdad con mayúsculas que siempre perseguiremos. ¿Por qué escribo entonces? Sencillamente porque esta reflexión me ha dado paz y alivio. Ojalá esa paz y alivio puedan ser en el interior de otros/as hermanos/as.

“Control-Z”

11 de Marzo de 2020
Jamás pediremos el libro de reclamaciones. Si es caso el de agradecimientos, por más que ese libro debiera tener páginas que nunca se acabaran. Si es caso también el libro de solicitudes. Yo quisiera “control-Z” en mi próximo retorno a la carne, quisiera poder recular a tiempo. Nos sobran dedos, sólo pido a Dios una tecla más en el extenso teclado de la vida. Hay tantas teclas que no utilizamos, que ni siquiera sabemos para qué sirven.

A menudo nos arrepentimos y no hay forma de volver a empezar algo. No damos con moviola alguna. La era cibernética nos tiene mal acostumbrados. Al teclado hacemos y rehacemos sin parar, pero ¿por qué la vida tarda tanto en darnos nueva oportunidad? ¿Será que la consecuencia ha de quedar grabada de forma indeleble con su marca? Decía el poeta que “no puedes volver para atrás, porque la vida ya te empuja…” En realidad, no podemos pedir a la vida que no siga hacia adelante, pero nosotros sí podemos recapitular y gestar mañana diferente.

El accidente pasa su factura de forma inexorable, pero cada instante es una invitación a hacerlo mejor. Ya no podemos volver a empezar sin la lección que nos ha acercado el percance, pero podemos colmar cada instante nuevo con más atención, amor y compasión. No hay “control Z”, pero hay infinitas posibilidades de reorientarnos y de manifestarnos más presentes en el presente.

Aceptología

4 de Marzo de 2020
No nos revelamos, aceptamos. La vida es infinitamente sabia y sólo nos acerca lo que necesitamos. A veces el mensaje no viene en papel charol. Por mucho que nos cueste comprender, nada que nos ocurre viene de la mano de la casualidad. Esa señora no existe. Esta respetable señora nos la hemos inventado, para explicar lo que se nos escapa, para no asumir lo que no deseamos.

Por más que nos cueste aceptarlo, la punzada es la precisa, la llaga tiene un diámetro ya diseñado, el golpe arrastra siempre la fuerza calculada… Incluso el accidente lo colocó nuestra propia inconsciencia en el camino. Al final de ese camino, tras la plena aceptación de cuanto nos sobreviene, un día el amanecer despertará con toda su luz. Hemos paseado mucho con "la señora Casualidad" y ahora toca despedirla, afrontar lo que nos viene, a sabiendas de que es lo que nos corresponde. La infinita Inteligencia tras la maravilla de la Creación, no deja nada al albur de esa señora caprichosa.

La pomada de la comprensión nunca caduca. Escribimos a la búsqueda de una verdad que aflore y dicte, de paso también calme. Ni el grito, ni el puño rasgarán jamás nuestra noche. Es el alma en los labios callados, es la oración silente la que nos acompañará siempre hasta el dulce, cálido y amoroso abrazo del sueño.

"Querida Amazonía"

17 de Febrero de 2020

Sacerdocio y mujer

Una madre del brazo es privilegiada forma de revivir sin premura la ciudad, de exprimirla hondos recuerdos, de explorar gratas novedades. El andamiaje exterior y los grandes toldos que esconden nuestra catedral no restaban un ápice de su original belleza interior. El soleado domingo se preocupó de encender para la hora todas las alargadas cristaleras. El órgano gigante añadía la restante solemnidad. San Martín no dolía. El caos de la gran arteria urbana abierta en canal quedaba lejos.

La reforma de la arquitectura exterior bien pudiera ir acompañada de los imprescindibles cambios por dentro. La piedra no puede envejecer si acoge un siempre renovado Espíritu. Podemos invertir muchos millones en nuevas fachadas sin lograr frenar anquilosamiento. No alcanzo a comprender por qué el Papa Francisco no da luz verde al sacerdocio de las mujeres, ni siquiera en la remota selva.

PORTAL DORADO INICIA NUEVA ETAPA EL 1 de FEBRERO

20 de Enero de 2020

www.portaldorado.com

La andadura de Portal Dorado se inició en un tiempo en el que increíblemente no existía Facebook, ni Instagram, ni redes sociales. El 1 de Febrero del 2001 cargábamos aún con unos pesados móviles que ocupaban todo el bolsillo. Internet no era océano, sino apenas un pequeño charco y las webs de espiritualidad abierta y universal se contaban con los dedos de la mano.

¿Renovarse o morir? Elegimos renovarnos, porque no terminamos de creer en una muerte que en realidad no existe. Elegimos reinventarnos, sobre todo porque nunca muere el anhelo y la voluntad de construir un mundo diferente, más fundamentado en el compartir y el cooperar. Volvemos con diseño nuevo y más rápido y poderoso editor; con el mismo anhelo se servir a esa Trama Superior, a ese Plan Divino que nos desborda, a ese elevado ideal de fraternidad humana.

El invento de la nada

19 de Enero de 2020
Nunca logró ni sólidas bridas, ni carro lo suficientemente ancho y confortable para llevarse a algún inmortal desorientado. No dio siquiera con el estrecho asidero de la mínima confianza. La nada nunca se llevó a nadie. Sólo nosotros, en nuestra supina ignorancia le concedimos esperanza. Sólo hizo prosélitos en medio de tiempos caducos y cafés aburridos; sólo ganó el guiño de Jean Paul Sartre y otros filósofos ya del despiste, ya del olvido.

Como la Luz brillaba siempre remota e invitaba a renacer, al esfuerzo y la forja humana, inventamos la nada. ¿Durante cuánto tiempo le dimos aliento, echamos a sus heladores brazos los seres queridos que partieron?

Hogar

6 de Noviembre de 2019
Ya no habrá crónica feliz a pie de la Senda del Gozo. En este fuego se acaba la hojarasca que parecía infinita, se detienen todos los Caminos que he hollado en Otoño con devoción y placer. En estas llamas de hogar mueren los bosque alfombrados, las rías anchas de Ferrol, la olas poderosas de Fisterra, las mansas playas de Portugal… Las botas me miran con justificado recelo cuando calzo calcetines gordos y zapatillas de casa. El alma sigue reclamando su diaria cuota de aventura, éxtasis y flechas amarillas.

No maldigo el hogar, ¿pero quién soborna a los pies y al espíritu peregrinos? Vacío la mochila de recuerdos, escondo el bordón en un lugar que no alcance, reúno sin convencimiento ramas secas, enciendo sin otro remedio la chimenea de la sala. Es hora de silencio y recogimiento. Me pongo a la pantalla grande, no a la que llevo en el macuto. Ya que guardo guías y mapas, pueda cuanto menos alumbrar bellas letras, “caminar”, culminar luminoso, provechoso libro.

Camino Inglés

6 de Noviembre de 2019
¡Oh Dios de verdad, en el silencio de este día peregrino que nace, sólo te puedo ofrecer mis pasos torpes y mis ojos maravillados, horadados por tu Presencia. Sólo te puedo ofrendar mi mirada envuelta en hojas de otoño, en follaje siempre agradecido.
Que más pedir si no que esos ojos puedan seguir rodando bajo el sol y la lluvia, en el bosque y en el asfalto, en la dicha y en el infortunio.

* A partir de un poema- oración de Lanza de Vasto.


Un mismo mensaje

23 de Septiembre de 2019
Están dejando la carne. Están pasando página a su excelsa misión en la Tierra. No olvidemos nunca su misiva sin tiempo. Fueron entre nosotros/as para que no perdiéramos la memoria. Fueron para que tuviéramos bien presente el mismo y universal mensaje, el mismo y colosal trabajo, la misma y multicolor humanidad.

No olvidemos que el tono, la voz, la expresión pudo ser variada, pero el mensaje con sus matices, inequívocamente uno. Diferentes los contextos, la geografía, la lengua, la tradición..., pero una misma esencia: la proclamación del alto ideal de fraternidad humana y de unión con todo lo que es y late. Lo dieron todo y ya están agitando las alas de merecido Vuelo. No olvidemos por lo tanto su silente clamor para que volvamos a ser un solo corazón.

Peregrinación por el camino baztanés

17 de Septiembre de 2019

Baiona-Olague. 9-15 de Septiembre

Los amigos se encierran a menudo en largos vipassanas y retiros. A menudo también me tientan. Se ríen fraternalmente de mi "culo inquieto". Cierta disciplina me convendría. Yo también debiera y sin embargo me asfixio entre paredes. Hay tanta y sublime Creación por descubrir, por contemplar y ensalzar ahí fuera. Hay tanta vida palpitando más allá de las paredes inciensadas.

Es con la mochila al hombro que la oración y la alabanza me brota más vívida. Es en medio de la Madre Naturaleza que el alma cobra todo el gobierno. Afloran las más altas emociones y las lágrimas resbalan incontenidas. Es en verdad cuando me quedo sin palabras y lleno de cándida poesía los cuadernos. Cada mirada es reverencia, cada paso agradecimiento.

Pureza

27 de Julio de 2019
En ese lugar donde anidan silenciosos los fuegos y se citan las mayores pruebas; en ese punto tan a menudo intocable; en esos órganos en los que la Creación ha concentrado tanto y tan irrefrenable deseo, ha colocado también la simiente, el futuro. Ha depositado la garantía del mañana, la perpetuidad de la especie. Sin amorosa cópula no hay porvenir, ni Plan, ni Trama divina. Somos al fin y al cabo para empujar esa Vida de la que nada sabemos.

¿Cómo trascender el deseo, cómo gobernar plenamente el cuerpo y a la vez traer sollozo, milagro, nuevas y benditas almas probatorias al mundo…? Seguimos desnudos y desarmados ante un "pathos" tozudo. Dominar ese deseo en pleno furor antes de que balbucee, debe ser algo de la santidad. ¿Cómo ser esa entera pureza, cómo arrancar el dolor insoportable de la mácula y a la vez contribuir a que perdure el linaje y la condición humana?

Asha

27 de Julio de 2019
Vino, nos desbordó de Dios y se marchó rauda en su bólido, como si el éxtasis fuera su exclusiva faz a revelar ante el mundo; como si los incondicionales servidores del Inefable tuvieran que saludar al Sol desde sus propias atalayas. No sabemos lo qué cantamos, no podemos poner rostro a las deidades que alabamos. No sé a las puertas de qué Edén oriental nos acompañó la emisaria de lo Alto. Nunca nos hubiéramos movido de ese duro cemento; hubieran podido rayar muchos albas cantando con Asha a la Gloria de Dios en su múltiples formas.

* Vídeo del recital: https://www.youtube.com/watch?v=6G3oVmtWcxU&feature=share

Tú puedes descansar

27 de Julio de 2019
Volveremos. La Aurora necesita un poco de todos nosotros. Sólo un respiro, sólo un tomar aire, siquiera con la ayuda de mascarilla. Volveremos a sumar con los/as que suman, a cantar con los que cantan, a construir con cuantos construyen silentes un mundo nuevo y fraterno en todos los continentes, en todas las geografías.

Si Dios quiere aún atraparemos verano. Volveremos a reír y llorar, a amasar y regar, a a escalar y volar... Volveremos, el Cielo siempre por delante, para las dos importantes citas que nos aguardan, campamento de conciencia (www.pirinea.org) y peregrinación en comunión (www.peregrinea.org). Ojalá por algún sitio alcance de nuevo la fuerza y nosotros la disfrutemos. ¡Bismilah!

Vulnerables

27 de Julio de 2019
El sentimiento de vulnerabilidad nos acerca al Alma. No hay nada que sea más importante que acercamos a nuestra Esencia. La vulnerabilidad tiene a bien revelarnos nuestra verdadera identidad, nos aproxima a lo que realmente somos. Hace caer nuestras capas más superfluas, nos familiariza con nuestra Real Presencia.

La vulnerabilidad ralentiza la vida de fuera y sin embargo acelera la de dentro, acelera los procesos interiores. Es importante reconocernos vulnerables, pues así nos estamos acercando a la Fuente que nos habita, que todo lo habita. Reconocernos vulnerables, no es reconocernos heridos. Nada, ni nadie nos puede herir, sólo nosotros mismos. Cuando reconocemos que nada externo nos hiere, es que hemos iniciado ese Sendero que ya no tiene vuelta atrás, ese Sendero al que nos entregaremos en cuerpo y alma durante vidas.

Párpados

12 de Mayo de 2019
Me gusta escribir en este página porque me permite expresarme enteramente libre, sin ningún tipo de autocensura, sin necesidad de modular la palabra. El alma teclea y se reúne al poco en otra pantalla lejana con otra alma hermana. Es sencillamente ella, diáfana y no se reprime.

Hoy a la tarde me preguntaba porque hemos elegido encarnar en un entorno a menudo tan negacionista con todos los obligados silencios que ello comporta. Negacionista no de una cámaras que se inundaban de letal gas y encerraban latidos hermanos; no de un cambio climático que derrite los hielos y nos desnuda a deshora de abrigo... No, negacionistas de otro orden, mucho menos grave, pero también sorprendente. Me refiero al negacionismo de la infinitud que a cada instante tenemos por agradecer.

Ley de correspondencia y seducción

9 de Abril de 2019
La Ley de correspondencia equivale a lo que algunos autores observan como Ley de atracción. Es decir, atraemos lo que es similar a nosotros. Albergamos cualidades positivas, algunos denominan magnéticas, que atraen. A su vez albergamos también cualidades negativas que repelen. Evidentemente si nosotros anhelamos compañía y deseamos atraer un ser de luz y belleza interior, por ley de correspondencia deberemos esmerarnos en encarnar esa luz y belleza interior. Si nosotros vibramos más bajo, nos corresponderán seres de más baja evolución. Hasta aquí todo magia blanca, todo correspondencia entre un alma a otra.

CONSTELAR

14 de Enero de 2019
Constelar es un permanente ejercicio de rendición, reconocer el mundo sagrado que es el otro con su órbita ya acertada y elíptica, ya caótica y desordenada.

Constelar es acercarnos a un centro capaz de abrazar las conciencias, los planetas, los universos. Es abrirnos a la Vida sin discriminación de ningún orden.

Constelar es observar la superficie soleada y luminoso de las tierras cercanas, saber en un momento perdonar sus cráteres más profundos y lunares.

¿Ateísmo y vida “post mortem”?

22 de Noviembre de 2018
Es una pregunta que necesariamente uno se hace cuando tiene cerca seres queridos que dan la espalda a la dádiva de la vida eterna. La cuestión me veía persiguiendo desde antiguo, por la implicación personal en el tema. Cuántas veces me he cuestionado sobre qué es lo que ocurre tras la llamada muerte con esos amigos, familiares que niegan radicalmente toda realidad trascendente y sin embargo dan a lo largo de su vida muestras de encomiable altruismo.

Abrigaba el convencimiento de que su destino era incuestionablemente la luz y la gloria. El amor derrochado en vida física no puede tener otra recompensa. Sabía también por los estudios que en una primera etapa se verían sumidos en un estado letárgico, pero no conocía más detalle. Daniel Meurois nos lo ha proporcionado en el reciente Seminario celebrado en Madrid, “La muerte. ¿Qué hay al otro lado?”. Tras afirmar que no hay tantos ateos reales como creemos, nos compartió:

"Lejos del Tíbet" Thubten Wangchen,

22 de Noviembre de 2018

Su vida y pensamiento explicados a María Teresa Pous Mas

Detrás de este monje increíblemente afable que hemos visto en tantos encuentros siempre tocado de una sonrisa y alegría envidiables, siempre en primera línea de compromiso, había drama. Había persecución, sangre derramada de seres queridos, mendicidad, mucho frío, mucha hambre…, tal como nos va relatando en su intensa biografía. Sin embargo, no había un ápice de odio. Es así que el libro aparentemente sencillo, que semejara casi ingenuo, adquiere su dimensión rotundamente interpelante. No se puede leer la vida de este lama tibetano en el exilio sin preguntarnos a nosotros mismos qué hemos hecho con nuestros fríos, con nuestras hambres, con las persecuciones o injusticias infinitamente más leves que eventualmente hemos podido padecer… ¿Cómo hemos gestionado nuestros propios destierros?

Tenía sólo cinco años cuando la vida le privó de su compañía irremplazable. En un libro de principal contenido autobiográfico, sorprende al lector cómo el lama despacha la muerte de su madre a manos del ejército chino en poco más de dos líneas. El relato de tan sencillo y llano, puede incluso parecer en algún pasaje algo inocente y sin embargo he ahí la fuerza de su contenido, la pura y desnuda compasión que emana en todas sus páginas. He ahí el valor incalculable de su testimonio. El lama Wanchen, al compartirnos su vida azarosa, nos invita de alguna forma a volver a la sencillez del alma, tan lastrada por una cultura nuestra en excesivo intelectualizada.