Política y paz | Una sola humanidad | Espiritualidad | Sociedad | Tierra sagrada

FRENTE A NADIE

En su reciente presentación pública la nueva coalición respiraba gran entusiasmo, pero el nexo no debiera ser la confrontación. No sabemos que será del nuevo Frente popular francés (“Front populaire”), pero no conviene nacer contra nadie, ni siquiera contra Le Pen. Conviene afirmar, enraizarse en valores fundamentalmente hoy de solidaridad humana, de justicia social, de amor a la Tierra, nuestra Madre... Prima ganar corazones en pos de ideales y futuros, pero no persuadir en el choque, la colisión humana. Ya creamos nuestro frente en Febrero del 36 cuando seguramente fue inevitable, pero casi noventa años no debieran pasar en balde. En realidad, sólo hay lucha de clases antagónicas si se busca y trata de recrear.

Alguna neurona todavía puja por emocionarse con ese tipo de anuncios, pero Leon Blum no volverá, no debiera volver. El artífice de la otra alianza histórica de las izquierdas galas ya cumplió su misión. La izquierda española mira con envidia a la francesa, más “divina” ella, porque ha conseguido reeditar su Frente popular. Sin embargo, la izquierda no puede reinventarse a la contra, sino en pos de algo más grande que ella misma, ha de reencontrarse en la siempre renovada apuesta de emancipación humana.

Puja fuerte la ultraderecha en Europa y el mundo, pero levantar y agitar hoy la bandera del antifascismo es tirar balones fuera, ahogarse en nostalgias, olvidar que ya no queda nadie enfrente, en la otra acera, si es caso el despiste, la ignorancia, la insolidaridad, la xenofobia… Era obviar que hemos de avanzar con los tiempos, que el verdadero combate era sobre todo contra nosotros mismos, contra nuestra propia deriva egoísta, la verdadera apuesta era de entrega y donación humana.

Artaza 20 de Junio de 2024

 
   |<  <<    >>  >|
NUEVO COMENTARIO SERVICIO DE AVISOS

 
  LISTA DE COMENTARIOS